Condenan a exparamilitar por crímenes que dejaron 3.385 víctimas

0
23
Kiosini - Wikimedia Commons

El exjefe paramilitar Juan Francisco Prada, alias “Juancho Prada” y excomandante del frente “Héctor Julio Peinado Becerra” de las desmovilizadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), fue condenado a ocho años de cárcel por múltiples crímenes que dejaron 3.385 víctimas, 1.688 de ellas directas y 1.697 indirectas.

Así lo informó este viernes la Fiscalía, que detalló en un comunicado que “Juancho Prada” y 29 exmiembros de las AUC purgarán una pena alternativa de ocho años proferida por la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá.

Las AUC se desmovilizaron en el 2006 tras un proceso de negociación con el Gobierno del entonces presidente colombiano Álvaro Uribe (2002-2010).

Como parte del acuerdo, los exparamilitares se acogieron a una Ley de Justicia y Paz, que contempla penas de máximo ocho años de cárcel a cambio de colaboración para esclarecer crímenes.

“Juancho Prada” y los otros 29 exparamilitares del frente “Héctor Julio Peinado Becerra” fueron condenados por los delitos de homicidio, desaparición forzada, desplazamiento forzado, reclutamiento ilícito de menores y violencia basada en género, entre otros.

En su investigación, la Fiscalía documentó “465 hechos delictivos” de ese frente que operó entre 1992 y 2006 en el sur del departamento caribeño del Cesar y en algunas zonas de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela.

Entre los crímenes atribuidos a ese grupo están los homicidios de Rosalba Contreras el 25 de agosto del 2000 en Cesar cuando se desempeñaba como secretaria del Juzgado Promiscuo Municipal de El Carmen (Norte de Santander) y de María Elena Gómez, perpetrado el 10 de junio de 1996 cuando la víctima era directora del hospital de San Alberto (Cesar).

También se le responsabiliza de varios desplazamientos masivos en Cesar, así como de dos masacres en el pueblo de Puerto Patiño en 1994 y 1995, que dejaron cuatro y siete muertos, respectivamente, y de otra matanza en la que fueron asesinadas cuatro personas en Ábrego (Norte de Santander).

En 2006, unos 31.000 miembros de las AUC se desmovilizaron como parte de un proceso autorizado por el Gobierno de Uribe.

Sin embargo, dos años después Uribe (2002-2010) autorizó la extradición a Estados Unidos de 14 mandos paramilitares, entre ellos su máximo jefe, Salvatore Mancuso, que ya cumplió su pena en ese país y fue pedido en extradición en las últimas semanas por el Gobierno del presidente Iván Duque.

Con información de EFE