La OMS desmiente algunos mitos del Coronavirus

0
39

Desde que se confirmó la aparición del coronavirus, al rededor del mundo han circulado mitos que pueden resultar peligrosos para la salud.

A continuación, presentamos una lista de mitos que la Organización Mundial de la Salud ha desmentido a través de su página web, para que usted conozca información verás que puede salvar vidas o prevenir más contagios.

Mito: la COVID-19 afecta solo a las personas de edad y no a los más jóvenes

Realidad: la OMS asegura que “el nuevo coronavirus (2019-nCoV) puede infectar a personas de todas las edades, si bien se ha observado que las personas mayores y las que padecen algunas enfermedades (como el asma, la diabetes o las cardiopatías) tienen más probabilidades de enfermarse gravemente cuando adquieren la infección”.

Mito: exponerse al sol o a temperaturas altas previene la enfermedad por coronavirus.

Realidad: se puede contraer la COVID-19 sin importar el clima. Se han reportado casos de coronavirus en países con climas cálidos y temperaturas altas.

Mito: bañarse con agua caliente previene la infección del coronavirus

Realidad: bañarse en agua caliente no proporciona ninguna protección contra el coronavirus. Independiente de la temperatura del agua, la temperatura corporal continuará siendo otra.

Mito: el coronavirus puede transmitirse a través de picaduras de mosquitos

Realidad: según la OMS “El nuevo coronavirus es un virus respiratorio que se propaga principalmente por contacto con una persona infectada a través de las gotículas respiratorias que se generan cuando esta persona tose o estornuda, por ejemplo, o a través de gotículas de saliva o secreciones de la nariz. Hasta la fecha no hay información ni pruebas que indiquen que el 2019-nCoV pueda transmitirse por medio de mosquitos”.

Mito: se puede matar el virus con un secador de manos

Realidad: “Los secadores de manos no matan el 2019-nCoV. Para protegerse contra el nuevo coronavirus (2019-nCoV), lávese las manos frecuentemente con un gel hidroalcohólico o con agua y jabón. Una vez limpias, séqueselas bien con toallitas de papel o con un secador de aire caliente”, sostiene la Organización Mundial de la Salud.

Mito: las vacunas contra la neumonía protegen contra la COVID-19

Realidad: la OMS afirma que “las vacunas contra la neumonía, como la neumocócica y la vacuna contra Haemophilus influenzae de tipo B (Hib), no protegen contra el nuevo coronavirus”.

Mito: comer ajo puede ayudar a prevenir la infección por COVID-19

Realidad: “El ajo es un alimento saludable que puede tener algunas propiedades antimicrobianas. Sin embargo, no se han obtenido pruebas de que comerlo proteja contra el virus que causa el brote actual”, sostiene la Organización Mundial de la Salud.